Legislatura en Territorio visitó la escuela “Francisco García”, ejemplo de trabajo y compromiso

Asisten más de 200 alumnos/as, su orientación es técnica agropecuaria y fomenta en los/as jóvenes la actividad comercial e industrial generando fuentes de trabajo.

La escuela 4-198 “Francisco García” está ubicada en el distrito Las Malvinas, del departamento de San Rafael.

Asisten más de 200 alumnos/as, su orientación es técnica agropecuaria y además de la curricula  establecida por la DGE, fomenta en los/as chicos/as la actividad comercial e industrial generando fuentes de trabajo para toda la zona.

La vicegobernadora Laura Montero; el coordinador del programa Legislatura en Territorio, Luciano Romero; el responsable del anexo legislativo en San Rafael, Gonzalo Altamiranda, y parte de su equipo de gestión visitaron el establecimiento y charlaron con el director Juan Carlos Ripa y algunos docentes y alumnos.

“Entre todos hemos construido dos aulas y mejorado gran parte del establecimiento, como el sector de producción de lácteos y los corrales para los animales. Sin embargo, nos queda mucho por hacer y necesitamos ayuda”, contó Juan Carlos, quien a pesar de ser un día sábado de pleno febrero y aún sin haber empezado el ciclo lectivo llegó hasta la escuela junto a dos docentes para mostrar con orgullo el gran trabajo que realizan.

La escuela nació en 1999 y reparta la jornada educativa entre el dictado de clases en el edificio y prácticas en una finca de unas 5 hectáreas, que cuenta, entre otras cosas, con un tambo y criaderos de cerdos y gallinas.

Los chicos producen chacinados, crían pollos parrilleros, elaboran quesos, dulce de leche y ricota, que luegon venden entre la comunidad. Con el dinero compran materiales de construcción y pagan mano de obra para ampliar y acondicionar los lugares de trabajo y estudio.

“Todos los jóvenes que estudian aquí trabajan y venden desde huevos caseros hasta deliciosos quesos de chancho”, contó orgulloso Ripa.

Y agregó: “Las actividades están divididas de acuerdo al año que cursan, así algunos cuidan de la huerta, otros de las abejas, otros de las gallinas y conejos y los del último año trabajan en el tambo y preparan los chacinados”.

Entre los quesos que elaboran se destacan el cuartirolo, pategrás y parmesano. También  hacen ricota y el yogur.

El compromiso y esfuerzo no es solo de los docentes y alumnos/as, ya que los padres y las madres también suman su granito de arena. Tanto así que crearon la “asociación de madres”, para recaudar fondos y hacer ellas mismas trabajos de pintura o venta de los productos.

También se encargan de organizar las cenas carneo de la escuela que se realizan desde 2005 y ya son famosas en el departamento. Esto les permitió encarar un emprendimiento de servicio de lunch.

Al finalizar el recorrido, la vicegobernadora celebró el trabajo que realizan, la organización con el que lo hacen y sobre todo el amor y compromiso de toda la comunidad educativa para que año a año decenas de jóvenes terminen el colegio secundario con una visión de trabajo clara y orientada a diversas actividades agropecuarias.

Sin embargo, reconoció los déficit y mencionó que es necesario la incorporación de nuevas tecnologías de proceso e informáticas, más allá de incorporar capacitaciones en formulación de proyectos, trabajos colaborativos y asociativos, marketing y servicios  posventa orientados a las actividades que allí desarrollan.

“Sería importante contar con los programas de desarrollo de emprendedores. Hoy el campo es un buen lugar para vivir y estos jóvenes tienen la vocación de hacerlo”, manifestó la funcionaria.

Asimismo, les ofreció talleres y cursos de capacitación a través de la Escuela de Gobierno de la Legislatura y analizar la articulación con organismos de Estado y fuentes de financiamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *