“Con la sentencia del caso Próvolo, se llega a la verdad, a la Justicia y a la reparación”

Fueron las palabras de Laura Montero sobre la condena a quienes abusaron de menores de edad en el Instituto para hipoacúsicos.

Foto

La Justicia llegó finalmente y condenó a los curas, Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) a 42 y 45 años de cárcel, respectivamente, por los abusos sexuales cometidos en el Instituto Antonio Próvolo de Luján de Cuyo. También fue condenado el ex jardinero, Armando Gómez, a 18 años de prisión.

Laura Montero, Vicegobernadora de Mendoza, fue una de las primeras en accionar al conocer, hacer tres años, de esta horrorosa situación que los niños estaban soportando en las instalaciones del Instituto Próvolo en Luján de Cuyo, Mendoza. La Legislatura se convirtió en una perfecta “caja de resonancia” para las necesidades de la sociedad.

“Al conocer los hechos, mi preocupación era darle legitimidad procesal al caso– dijo Laura Montero-. No se habían tenido en cuenta las denuncias que ya se habían hecho en Italia y en la ciudad de La Plata. Ese día la Legislatura se llenó de dolor cuando conocimos estas tremendas historias, nos preocupamos en ayudar a las primeras chicas que querían contar lo que habían sufrido. No podíamos hacer las denuncias nosotros, era necesario que las víctimas explicaran los hechos. Mientras esto sucedía, hubo muchas presiones por parte de la Iglesia, incluso en algún momento se llegó a tratar de “mentirosos” a los chicos”.

“Gracias a la valiosa colaboración de las intérpretes de señas, pudimos agilizar la comunicación entre las víctimas y el Estado que tenía que actuar con rapidez. Poco a poco llegaron decenas de niños que también contaron los horrores vividos”.

“Durante el acto que realizamos en la Legislatura para conmemorar los tres años desde la denuncia, las víctimas y sus familiares vinieron. Fue un abrazo al alma”.

“Con esta decisión judicial se llega a la verdad, a la justicia y a la reparación. Hoy es un día muy importante porque se dicta la sentencia, y yo creo que realmente los testimonios han sido tan elocuentes como congruentes. Los chicos han logrado salir de la humillación, del dolor, sobreponerse poco a poco. Saber que han dicho su verdad, que han creado vínculos con la sociedad toda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *